Ante la alerta del virus Zika, una periodista con microcefalia cuenta su historia de superación

Ante la alerta del virus Zika, una periodista con microcefalia cuenta su historia de superación
5 febrero, 2016 Verónica Catalina

«Cuando leí sobre un proyecto del Tribunal Federal Supremo para permitir el aborto en casos de microcefalia, me lo tomé como algo personal. Me sentí ofendida y atacada. Quienes optan por abortar a un bebé con microcefalia no dan la posibilidad de que el niño sobreviva, como sucedió conmigo y con tanta gente que trabaja, estudia y hace cosas normales, y que tienen microcefalia.  Las madres de esas personas no optaron por el aborto y por eso existimos»

REDACCIÓN.- Ana Carolina Cáceres, una joven periodista brasileña nacida con microcefalia ha salido al frente a expresar su rechazo al aborto en los casos en que los bebés sufran esta enfermedad, y ha asegurado que a pesar de las dificultades ella es “una mujer plena y feliz».

En algunos de los países sudamericanos donde el aborto está prohibido o sólo se contemplan casos muy concretos, la posibilidad de que el virus zika produzca microcefalia en bebés en el vientre materno ha llevado a que algunas autoridades permitan el aborto en estos casos, alentadas en muchos casos por ONGs abortistas.

Este hecho ha provocado que Ana Carolina haya salido a defender la vida de estos bebés que sufren microcefalia. En declaraciones a la cadena británica BBC señaló que «Cuando leí sobre un proyecto del Tribunal Federal Supremo para permitir el aborto en casos de microcefalia, me lo tomé como algo personal. Me sentí ofendida y atacada. Quienes optan por abortar a un bebé con microcefalia no dan la posibilidad de que el niño sobreviva, como sucedió conmigo y con tanta gente que trabaja, estudia y hace cosas normales, y que tienen microcefalia.  Las madres de esas personas no optaron por el aborto y por eso existimos».

Cuando nació los médicos le pronosticaron una muerte pronta y muy dolorosa, y les dijeron a sus padres que no iba a caminar, no iba a hablar y, con el tiempo, entraría en un estado vegetativo, hasta morir, pero se equivocaron. Veinticuatro años después, Ana Carolina se ha convertido en periodista y cuenta con su propio blog. Contra todo pronóstico, acudió a la escuela, se graduó y acudió a la Universidad.

Durante su infancia tuvo que someterse a cinco operaciones, lo que supuso una batalla y gran coste económico a su familia de condición humilde, ya que los seguros no financian muchas de las pruebas las cuales son muy costosas. Así que su familia al completo y muchos de sus conocidos se juntaron y aportaron lo que cada uno pudo, y así consiguieron el dinero necesario para costear las cirugías y tratamientos que Ana Carolina necesitó.

Esta joven brasileña a declarado que desea “ser una portavoz de la microcefalia”, y que como un proyecto de fin de curso en la universidad escribió “un libro sobre mi vida y la de otras cinco personas con este síndrome”.

La microcefalia una enfermedad que hace que el tamaño del cráneo del bebé sea inferior al de la media y que se cree puede estar vinculada con el virus zika, que está causando estragos en Suramérica. Existen diversos grados de este trastorno neurológico y que suele ir asociado a un retraso mental ya que los bebés con esta enfermedad a menudo tienen cerebros más pequeños que podrían no haberse desarrollado apropiadamente, pero investigaciones reflejan que en el 15% de los casos los nacidos con microcefalia tienen una inteligencia normal.

Los gobiernos de estos países están recomendando a las mujeres que no se queden embarazadas durante un periodo de dos años como precaución a causa de la propagación del virus Zika y así evitar el problema de la microcefalia en los bebés que se creen que están vinculados a la enfermedad transmitida por mosquitos.

Los científicos estiman que hay un vínculo probable entre el Zika y las microcefalias. Sin embargo, este trastorno neurológico por el momento no ha sido probado en el sentido científico del término como resume el profesor Jean-François Delfraissy, director del Instituto Nacional de Salud e Investigación Médica de Francia (Inserm). Este hecho debería ser investigado adecuadamente

Casos como el de Ana Carolina nos demuestran que no siempre la microcefalia no es tan grave.

«Quienes optan por el aborto no dan la posibilidad de que el niño sobreviva, como sucedió conmigo y con tanta gente que trabaja, estudia y hace cosas normales, y que tienen microcefalia». «Las madres de esas personas no optaron por el aborto y por eso existimos«, explica La periodista brasileña.

¡Demos la oportunidad a estos bebés de crecer!

Administración vcatalina@masvida.eu

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Suscríbete a nuestro boletín y recibe gratis, en tu correo electrónico, nuestras últimas noticias:

Sí, quiero suscribirme ahora

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información pulsando aquí.